Aclaración:

El término usado en teatro es LIBRETO y no guión, pero el propósito de este espacio es acercar los textos a los lectores así que usamos el término más buscado

Obra de teatro para cuatro mujeres

       Gorditas en la calle, es el texto teatral de Gustavo Ott, en el que nos cuenta la historia de Martina, una genial aunque gorda publicista, que quiere mandar su carrera a volar, para después volar ella pero en una nave espacial. Valentina (una "gran amiga" a la que tiene tres días de conocer) trata de convencerla para que regrese a la agencia de publicidad en donde ambas trabajan.

         El verdadero motivo por el que Martina quiere renunciar es porque le ofrecen un sueldo mejor en otra agencia. Martina y Valentina se van a trabajar con Angélica.

Angélica es una mujer ambiciosa a la que la vida laboral no la trató nada bien cuando estuvo embarazada.

Entre Angélica y Valentina engañan a Martina y le roban sus fabulosas ideas.

Martina tiene una amiga abogada, Elvira (que está flaquisíma y no soporta ser una "Gordita en la calle") quien está dispuesta a ayudarla para desenmascarar a Angélica.

Obra de teatro para cuatro mujeres

Gorditas en la calle


       Es una obra divertida, puede parecer enredosa en la lectura pero se soluciona casi sin escenografía. Una obra sobre ser mujer profesional, el poder y, por supuesto, la belleza.
   



Estas son las primeras páginas del texto, para que te animes a leerlo completo

Esta obra fue escrita gracias al International Writing Program (1993) de la
Universidad de Iowa, EE.UU. y a una Beca del Servicio Informativo de los Estados
Unidos (USIS)
"El sistema mental esta entrenado para prestar menos atención al bien que al
mal. Lo negativo interfiere más en nuestro pensamiento que lo positivo. Quizás
esto explique el porqué la información desfavorable sobre las personas es tomada
más en cuenta que la información favorable..."
(Felicia Parto, sobre su experimentos relacionados con El Mal, realizados en
Stanford)
"El mal es lo que sobrevive a la vida de los hombres"
Shakespeare2
Personajes
ANGÉLICA
MARTINA
VALENTINA
ELVIRA


PRIMERA PARTE
1.
Imágenes de Amelia Earhart, la primera mujer en volar sobre el Atlántico. Ruido
de aviones que despegan.
(APARECE ANGÉLICA.)
ANGÉLICA: (AL PUBLICO) En la tele hay un comercial que hace dos años ganó
todos los premios "Cleo" a la publicidad. Fue realizado por una talentosísima y
genial creativa llamada Angélica Siso. (PICARA) O sea, yo. (PROFESIONAL) Allí se
promueve un banco de ejercicios para quemar la grasa y darle figura al cuerpo.
Se trata de dos tomas. La máquina y a su lado, un lindo sapo. Pero el secreto de
todo está en esa ingeniosa y fantástica frase que se me ocurrió: (CON MALA
LECHE) "La distancia que recorremos en la vida depende de la altura en que
estén nuestros ojos del suelo". (PAUSA CORTA) ¿Verdad que soy estupenda?
Bueno, la verdad, la idea no es mía, sino de mi amiga Martina. Pero es que yo soy
Aries y los
Aries, como los pastores, damos la vida por nuestras ovejas. ¡Beeeeeeeeee!
GIMNASIO.
MARTINA EN BICICLETA. 3
VALENTINA COME CHOCOLATES.
VALENTINA: Antes que comencemos, quiero decirte dos cosas.
MARTINA: (BICICLETEANDO) Ju... Ju... Ju...
VALENTINA: ¿Quieres que te diga primero lo que piensa el jefe o prefieres oír la
opinión de una verdadera amiga? ¿Cuál crees que es la más importante?
MARINA: Ju... ju... ju...
VALENTINA: Muy bien. El jefe primero.
MARTINA: Ju... ju... ju...
VALENTINA: El jefe cree que lo que tienes esta mañana es un colapso nervioso
transitorio debido a la fatiga que te ha ocasionado la campaña de Dietas
Multiforma. En eso estoy de acuerdo con él.
MARTINA: ...ju... ju... ju...
VALENTINA: ¿Quieres oír ahora lo que pienso yo?
MARTINA: No.
VALENTINA Muy bien. No puedes dejar la publicidad y convertirte en
astronauta.
MARTINA: (LE ENTREGA UN PAPEL. SE LEVANTA Y CAMINA HACIA OTRA MAQUINA)
Aquí lo dice.
VALENTINA: ¿Quién te ha contado todas esas idioteces?
MARTINA: Léelo en el aviso.
VALENTINA: ¡Es una historia caza idiotas! Hemos escrito avisos como éste por
cantidades industriales y sabemos que son mierda pura.
MARTINA: Maritza Kominsky, madre de tres hijos. Con cuarenta años encima se
sometió a los exámenes y a los catorce meses era la primera mujer en el
espacio en encender una vela y cantarle cumpleaños a un mono Titî de
Tanzania. Hoy figuran, ella y el mono, en el libro Guiness de los Récords y en la
plaza de su pueblo hay una estatua con su nombre, apellido y señas...4
VALENTINA: Inventamos esa mierda para vender basura a todos los imbéciles del
país. Pero nunca nos lo creemos.
MARTINA: En Tanzania dos avenidas y un pueblo llevan el nombre del mono.
VALENTINA: Jamás he comprado un producto que tú hayas anunciado, Martina.
Ni siquiera compro los que yo anuncio. Coño, ¡ni siquiera sé cuáles productos
anuncio!
MARTINA: Ernestina Weimar, oficios del hogar, casada, divorciada, casada de
nuevo, divorciada otra vez y vuelta a casar. Tres hijos, uno en cada
movimiento. Dos intentos de suicidio. Gato. Perro y deudas. ¿Sabes quién es hoy?
VALENTINA: Los productos que anuncio los tiro en el retrete. Los perros
hambrientos los arrojan al basurero donde los buitres los huelen y mueren por la
baja calidad de la carroña que promovemos.
MARTINA: Récord de permanencia orbitando la luna y viendo televisión al mismo
tiempo. ¡Orbitando la luna y viendo el canal 2!
VALENTINA: Ninguna de ellas existe, Martina. No es cierto. Es publicidad.
Recuerda. Publicidad. No es verdad.
MARTINA: ¿Y Amelia Earhart? La primera mujer en volar a través del Atlántico.
Quiso entrar en la eternidad y voló cincuenta mil kilómetros, diecinueve países,
cinco continentes y tres pases por el Ecuador sin paracaídas ni radio. Dos
películas y cinco canciones dedicadas a su vida. ¿Tampoco existe?
VALENTINA: (VE EL AVISO DE PRENSA) Si tiene película, entonces es verdad.
MARTINA: Desapareció en el Pacífico y con perderse ha inspirado doce libros y
una serie de comics. (DEJA DE PEDALEAR. DE FRENTE A VALENTINA) Anoche,
antes de acostarme, antes de colocar mi 91 FM hits 100; antes de dormirme
pensando en mis 120 kilos y antes de repetirme el rosario dedicado al milagro de
bajar de peso, ir al gimnasio y comer menos, vi por la ventana.
VALENTINA: ¡Mira quien firma el aviso! Angélica Siso.
MARTINA: Y vi la luna, Valentina. Vi la Luna. Cuarto menguante. Y de pronto...
VALENTINA: ¡Nunca trabajaría en esa apestosa agencia de Angélica ni por el
triple de lo que gano ahora!
MARTINA: ...Pasó el avión de Amelia Earhart diciéndome: “Y tú: ¿por qué no?" 5
VALETINA: “¿Por qué no?". Bueno, te puedo dar trescientos cuarenta y siete
razones, pero me conformo con dos. Una: estás pasada de peso.
MARTINA: ¿Y dos?
VALENTINA: Estás pasada de peso.
MARTINA: Es la misma razón
VALENTINA: Estás tan gorda que ocupas dos razones.
MARTINA: Valentina, quiero que sepas algo que nunca se lo había dicho a nadie.
VALENTINA: Martina: sé todo sobre ti. No tienes secretos conmigo. Recuerda que
te conozco desde hace cinco... no.. siete... días.
MARTINA: En siete días apenas nos hemos visto tres veces y te he dicho dos o tres
cosas nada más.
VALENTINA: Por eso. Ya no tienes secretos conmigo. ¿Qué más puede haberle
sucedido a una mujer como tú?
MARTINA: Mucho. Muchas cosas. Suceden cosas insólitas en menos de tres
segundos y por supuesto te suceden muchísimas más en toda una vida de 24 años,
dos maridos y ciento veinte kilos.
VALENTINA: Okey, okey, okey. ¿Cuál es tu secreto?
MARTINA: ¿Prometes no decírselo a nadie?
(EN ESE MOMENTO EL RUIDO DE LA GENTE DEL GIMNASIO CESA TODOS LA MIRAN )
MARTINA: Yo antes no era gorda.
(REGRESA EL RUIDO NORMAL DE TODA LA ESCENA)
VALENTINA: Te vino de vocación.
MARTINA: Estudiaba ballet y comencé a engordar. No pude seguir. Se perdió el
dinero y vi a mamá llorar. No por mí, sino por el dinero perdido.
VALENTINA: ¿Y de dónde quieres la lágrima? ¿De este lado o de éste?
MARTINA: No te rías.6
VALENTINA: No me río. Me burlo. ¿Que estuviste en la escuela de bailarinas, la
gordura, el divorcio de tu madre, el dinero...? Eso es mierda. Una, cuando dice
esas cosas tiene que meditar trascendentalmente y preguntarse: ¿Qué coño estoy
diciendo? ¿CUAL ES EL PROBLEMA? ¿Qué tiene que ver toda esa mierda con
ahora? ¿Ah? ¿AH? Ahora eres tú , tú, tú, tú, tú. Eres publicista. Vendes cosas. Has
estado tres veces a punto de ganarte el Premio Cleo. Se habla de ti.
MARTINA: Para joderme.
VALENTINA: Hablan. Tienes notas excelentes. Un post grado en USA. Hablas cinco
idiomas.
MARTINA: Todos muertos.

¿Quieres seguir leyendo? descarga el texto aquí

Si este texto te gustó puedes hacer tres cosas:
1.- Comparte en tus redes sociales
2.- Deja tus comentarios
3.- Deja tu correo para que recibas las nuevas obras publicadas.